martes, 10 de noviembre de 2009

El Milagro del Pájaro Azul

Ayer antes de salir a mi cita médica
Al bajar la gradas del segundo piso

presencié un ataque de un Zanate Negro contra un Pajarito Azul
El Pajarito Azul, en su intento de escape fue a estrellarse contra la ventana de la tienda
Y cayó al suelo como agonizando
Mientras todavía nos mirábamos las caras por la sorpresa del incidente
Me acerqué y con mis manos cuidadosamente tomé al ave
Pensando que ya no le quedaba más que la muerte después de tan fatal accidente
Como tenía prisa y parecía que el final igualmente era trágico e inminente
le entregué al moribundo a Martín, quién acababa de abrir una de las ventanas
El Pajarito Azul pasó de mis manos a sus manos con una sola instrucción: asegurate que muera en paz
Me fui sin entender que significaba ese pasaje, o que me estaba queriendo decir el Padre
al presenciar ese evento de muerte
Hoy en la mañana que pregunté
Recibí la noticia que el pájaro azul no murió
Sino que milagrosamente se recuperó
Y lo dejamos en libertad por la misma ventana
Sin tiempo siquiera de tomarle una foto, hacerle un video o de escribir una nota
Ese solo evento me recordó que donde el ojo humano ve la imposibilidad
Hay un Dios que siempre ve lo posible
y que donde nosotros vemos la muerte
Hay un Dios que nos Ama y nos regala la Vida
Y convierte pajaritos ordinarios en el Milagro del Pájaro Azul

Y vos que milagro necesitas hoy? O cuál no terminás de entender? 

Texto: Discípulo 12.1
Foto: internet, source: http://www.pdphoto.org/PictureDetail.php?mat=&pg=6170