sábado, 24 de marzo de 2012

Escribiendo mi disertación - Poemas -En Retrospectiva Futura - 19 Dedos


 

Escribiendo mi disertación   

Mañana me toca mi defensa
En la disertación abordaré
Tres temas:
Tú amor
Mi amor
Y nuestro Amor
Ya se que suena cursi
Pero el otro tema que podía escoger
Era en plural: sus amores
Y prefiero siempre el singular
En plural sólo el nosotros
Te aviso cuando pase el examen
Y con qué nota espero aprobar?
Cien no creo…
Doscientos tal vez,
Doscientos es singular

Discípulo 12.1

Foto: manos de Musa en Nicaragua.


 

martes, 20 de marzo de 2012

Hoy Quiero Flores - Poemas Respuesta - Mano a Mano



Hoy Quiero Flores

Hoy no quiero que te muestres desnuda
Hoy no quiero que me regales caricias
O ilusiones de amarte
Tampoco sensaciones explosivas para mis sentidos
Por favor no me toques
ni me insinúes nada carnal
Solo quiero que me traigas flores

Y me digas al oído
Con tu voz sincera y desde el alma
Que me amaste ayer un tanto, más hoy y que me amarás más mañana
Y sino estás segura de tus palabras y de tus actos
Déjame vivir deseando flores

Discípulo 12.1

Foto: Flores en Carazo, Nicaragua. 

Si un día no te quiero -Poemas Respuesta Mano A Mano




Si un día no me quieres

Si un día no me quieres, poco importarán los besos que no te haya dado ni las veces que no te haya dicho te quiero. Ya no me querrás y todo lo demás dará lo mismo.
Si un día no me quieres, sucederá porque sí, sin que quizás yo pueda hacer nada por impedirlo y sin que tú puedas –quizás- hacer nada por impedirlo. Ya no me querrás y todo lo demás dará lo mismo.
Si un día no me quieres, no lo harás aunque adelgace cinco kilos, o los engorde, o me tiña el pelo, o me lo corte, o me ponga ligueros y zapatos de tacón. Ya no me querrás y todo lo demás dará lo mismo.
Si un día no me quieres, no dependerá de que hayamos hecho el amor el primer día o el vigésimo quinto, de que lo hayamos hecho todos los días o sólo las fiestas de guardar. Ya no me querrás y todo lo demás dará lo mismo.
Si un día no me quieres, ya no me volverás a querer y ninguna carta de amor, ningún despecho, ningún desplante, ninguna estrategia, te harán quererme de nuevo.
Por eso te digo: quiéreme, quiéreme mucho, quiéreme todos los días, quiéreme siempre que te apetezca, no ahorres nada de este amor.
Para que -por tonto que parezca- si un día no me quieres, por lo menos me hayas querido.

Dedicada en pasado, presente y futuro, a todo aquél que destierre las maripositas de mi estómago.

Elena Pereyra


Si un día no te quiero (Respuesta a "Si un día no me quieres")

Si un día no te quiero,  será absurdo hablar de tus besos, pero en mis memorias resonaran tus "te quiero". Te sentirás defraudada y pensarás que todo te da lo mismo.
Si un día no te quiero, pensarás que sucedió porque sí y creerás que tú no pudiste hacer nada por impedirlo, te sentirás defraudada y ya todo te dará lo mismo
Si un día no te quiero, pensarás que es porque tienes cinco kilos de más o porque no te cortaste el pelo o porque no te perfumaste tu cuello
Si un día no te quiero, te imaginarás que es que amo a otra y que no valieron las horas interminables de sexo, te reprocharás pensando que no tuvo importancia donde nos amamos y cuántas veces me sedujiste y te seduje. Sentirás que ya no te quiero y todo lo demás te dará lo mismo
Si un día no te quiero, pensarás que ninguna carta de amor, poema o escrito serán suficiente para que me enamore de nuevo, sentirás que todo te da lo mismo
Hoy, quiero pedirte que aunque creas que ya no te amo, en el presente, pasado o futuro, nunca dejes de amarme, pues ha sido de esa fuente de amor que nació este amor que te tengo
Por tonto que parezca, aunque sientas que no te amo, si me amas lo suficiente sembrarás en mí lo mismo de siempre
Pero que tonterías digo, si la única manera de que ya no te ame es que tú dejes de amarme primero

Dedicado en presente, presente y siempre presente a la Eva que ponga en mí estómago las maripositas de su interior

Discípulo 12.1

Foto: Candados de Amor, Puente del Río Mur, Graz, Austria
Agradecimientos a Elena y a su poema "Sí un día no me quieres", ojalá que no me demanden o me embarguen el blog.

Constrúyeme un presente - Poemas Respuestas Mano a Mano



Constrúyeme un presente (Contestación a Derrúmbame el pasado)


Constrúyeme un presente, déjame volver a tener destino.
Búscame ahora, con desesperación 
y con ansias pregúntame lo que quieras.
Vuélveme tonto con tus formas, 
hoy, mañana y siempre. 
Ábreme un espacio en tu universo 
y deja que mis aguas fluyan sin fin. 
Permíteme llorar, reír y compartir palabras de amor contigo…
pero por favor nunca me despiertes,
y si me despiertas nunca dejes que me duerma de nuevo.

Foto: Discípulo 12.1, atardecer en Managua.
Agradecimientos

sábado, 17 de marzo de 2012

El Almuerzo - Reflexiones de Cocina en Cuaresma



El Almuerzo.

En estos días se abrió el debate de si comer o no comer carne en viernes de cuaresma.
Y me quedé con las preguntas y cuando iba a saltar con mis propias ideas y los preceptos de mi conciencia, aconteció que me visitó un extraño lustrador de tan sólo 15 años que vino a mi casa y se quedó al almuerzo, como buen católico según yo, cociné una pasta a la carbonara, (y cuando iba a omitir el tocino), me di cuenta que no es lo que entra a nuestro cuerpo lo que nos hace impuros, sino lo que sale de nuestros corazones.

Le puse pues el tocino y lo convidé a probar el plato. Comimos juntos y hasta me atreví a evangelizarlo, y sin darme cuenta el permitía que al abrir mi boca su palabra lavara mi vida y mi corazón tomará fuerzas para escribir estas letras.
Según yo, como dueño de casa me tocaba bendecir los alimentos y dar las gracias, entonces inicié mi ritual oratorio, donde le expuse al Padre mi agradecimiento por las cosas terrenales que recibíamos en ese instante, en segundas partes me recordé de dar gracias por los alimentos espirituales: paz, esperanza, mansedumbre, compasión y amor. Mientras, yo oraba, Él no dijo ni una sola palabra. Una tranquilidad y una paz que no tienen medida, ni dimensión en nuestro entendimiento humano, llenó la sala de mi casa.
Me vi impulsado (no sé por qué) a usar el mejor plato y el mejor tenedor para ambos. Nos sentamos frente a frente en las mejores silla de madera. No usamos mesa, cada quién sostenía el plato en sus manos.
Momentos antes, mientras yo terminaba de cocinar el almuerzo, Él regaba el patio y las plantas secas del jardín agradecieron el agua que tomaban. Ya antes había lustrado el único par de zapatos de cuero negro que tenía por lustrar. Y antes de sentarnos cada quién y en silencio se lavó sus manos.
Comió mi Señor el primer plato y luego me pidió un segundo, le contesté que revisaría en la cocina a ver cuanto quedaba en la porra.  Su plato estaba limpio y sólo pude raspar la olla y darle los últimos pedacitos de tocino y queso quemado. Se chupó los dedos e hizo como que no me escuchaba, mientras según yo, le hablaba de Él mismo.  Me preguntó dos veces que con quién vivía y por un momento pensé que se trataba de un ladrón encubierto que me cobraría luego la visita a la casa. Hasta que por fin me aclaró diciendo con una sonrisa en los labios, y entre pregunta y afirmación: “Jesús vive en tu casa, en tu corazón?”
Me quedé callado, y en un primer impulso repliqué que tenía muchos amigos que me visitaban diariamente, y evadiendo el bulto me le fui por las ramas, diciéndole que varios ángeles me visitan a diario y que también llegan muchos pajaritos a mi patio por las mañanas y que Dios habita en nosotros…usé la palabra nosotros, y hermanos no había nadie más ahí. Luego me quedó viendo con ojos misericordiosos y entonces comprendí que si le amas no puedes quedarte indiferente ante sus harapos y su caja de lustrar y que Él conoce lo que hay muy adentro nuestro. Entonces sobrecogido por su sola presencia, le permití ver en mi interior y que revisara lo que necesita limpieza en mi corazón y me di cuenta de su inmensa Bondad y que se trataba de mi Señor, sintiendo Misericordia por este su servidor y que yo mismo era el lustrador sucio y harapiento que iba por el mundo y que su sola presencia era para recordarme que no tenemos nada que dar a los necesitados, sino que estamos necesitados de recibirle, que el alimento material sacia nuestra hambre temporal, pero nuestra sed espiritual solo Él la puede llenar.

Este mismo día aproveché para preguntarle si íbamos al Mc Donald’s en la capital a apoyar a los niños con cáncer, y qué opinaba de eso,  me respondió que estaba muy caro el combustible que mejor caminara, porque además ya estaban listos y limpios mis zapatos, pero que estaba bien que otros fueran y repartieran la misma comida entre los pobres, me dijo que tenía cita el próximo viernes en Managua y en 27 ciudades más del mundo. Me recordó que su reino no es de este mundo, pero que quiere que empecemos ya a mejorarnos para poder acompañarle al propio.
Me dejó este escrito en mi computadora, me marcó en amarillo un Salmo  (el 37) y luego me preguntó cuando podía volver a almorzar conmigo.
Le contesté en tono melancólico: “pero si es temprano mi Señor”, entonces Él replicó: “tengo cita a las 2:00 de la tarde en punto en otra casa, me están esperando para una sanación”.
No entendí nada, solo alcancé decirle que por favor regresara el lunes, el próximo lunes, siempre a las 12 en punto.
Se fue por la calle del barrio El Calvario, a pie y sucio, sólo llevaba su caja de lustrador y una sonrisa de saber que había dejado en mí una satisfacción y un gozo que sólo Él puede traer a nuestras vidas.

Ahora que vaya al supermercado me aseguraré de comprar buena carne para hacerle un buen churrasco cuando regrese, aunque también pensé que sería bueno saber como Él prepara aquel su pescado asado que cocinó a la orilla del Lago Tiberiades, cuando ya resucitado visitó a los discípulos para reconfortarlos.

Debo confesarles hermanos, que no me siento mejor que nadie, sino todo lo contrario como el peor de los pecadores de este mundo, pero gracias a su presencia entendí que con su Amor uno se siente especial, único, salvado, reconstruido y vuelto a ser hombre. Mejor almuerzo no he tenido esta semana, me perdonan si no les he compartido la receta.


“Los fariseos y los maestros de la Ley le preguntaron: por qué tus discípulos no respetan  la tradición de los ancianos, sino que comen con manos impuras?”, Jesús les contestó: “Qué bien salvan ustedes las apariencias! Con justa razón profetizó de ustedes Isaías cuando escribía: Este pueblo me honra con los labios pero su corazón está lejos de mí. El culto que me rinden de nada sirve; las doctrinas que enseñan no son más que mandatos de hombres” … “ninguna cosa que de fuera entra en la persona puede hacerla impura; lo que hace impura a una persona es lo que sale de ella.” “Lo que hace impura a la persona es lo que ha salido de su propio corazón: de ahí proceden la inmoralidad sexual, robos, asesinatos, infidelidad matrimonial, codicia, maldad, vida viciosa, envidia, injuria, orgullo y falta de sentido moral”

Marcos 7, 4-8, 20-22

Foto: Cocina en hogar rural de Somoto, Madriz. Discipulo 12.1

martes, 6 de marzo de 2012

El Ruiseñor y la Dama - Poemas - En Retrospectiva Futura - 19 dedos





El Ruiseñor y la Dama

Esta mañana llegó el ruiseñor a tu ventana
Mientras te bañabas y tu desnudes estaba expuesta
Era tanta la belleza que el silencio reinó en toda la casa
Hasta el ruiseñor se quedo mudo
Extasiado de las formas y dimensiones
Solo yo no estuve presente
Sigo pensando en que lata es no ser un ave
Y en el por qué el destino no me dió alas
Si tan solo fuera gato
Podría al menos escalar tus muros y caminar en tu tejado
Me alimentarías por la mañana
Y te visitaría por las noches mientras duermes
O al menos si fuera el ruiseñor que canta melodías
Me dejarías posarme en la ventana
Y ser el único espectador de tu alma y de tu cuerpo

Tus Manos - Poemas - En retrospectiva futura - 19 dedos

 
Tus manos


Tus manos
Mis manos
Mi mano en tu mano
Mis manos en tu mano
Cuando llegará el día en que vos pongás
Tu mano en mi mano?
Miemtras tanto
Mis manos tienen el olor de las tuyas.
A lo mejor no me las lavo hasta quién sabe cuando...
O a lo mejor pronto tu me lavarás las mías…
no vaya a ser que me dé el AH1N1