domingo, 1 de abril de 2012

Preguntas a Preguntas - Conversando en Público - En Semana Santa y Cuaresma




Perrozompopo Nica escribió:

Recién termino de fumar ese cigarro final de la noche, junto con él, el enorme esfuerzo de pensar que debe de ser el último. El cigarro me está haciendo mucho mal. Mientras lo fumaba en el patio de casa, con una brisa fresquita, pensaba en lo frustrante que es vivir en un país como Nicaragua, un país con una clase política mediocre, sin valores, sin visión, sin esperanza, un país donde todos los días algo te defrauda, algo te cansa, algo te mata toda mínima sensación de positividad. Pensaba en que nunca en este país saldrá de la pobreza, basta con salir a la calle y ver esa actitud de la mayoría de la gente, tan desentendida, tan ilógica, tan severamente pobre en todo el sentido de la palabra, la mala educación vial, la basura, la gente pobre a niveles brutales, gente que te regala sus hijos en la calle, gente de empresas privadas que se detienen a mear en la vía pública, sin pensar si molesta o no, los ricos atascados en su burbuja, en sus carros de lujo, los hijos de los diputados que creen que ese simple cargo que tienen sus padres les da el derecho de ejercer poder también a ellos, arrogantes, vulgares, cerdos, sin el mínimo de valores comunes y sin respeto.

Mientras fumaba pensaba en explotar, en explotarles, en matar, en bombardear, en salir a la calle a enfrentar todo aquello que nos molesta a muchos. Sin salida, y solo mirando el cielo, volvía a quedarme frustrado y con la frente baja. Mi país está acabando con todas mis fuerzas, con mis buenos deseos, con mi pequeña esperanza, con mis sueños, vagos, locos y a veces estúpidos.

Tiré la chiva y revisé mi facebook.

Allí una amiga que es como mi ángel, había dejado este enlace para mi. Ella no sabe que leer esto me rescató de la agonía brutal que me deja vivir en un país como Nicaragua. A pesar de no cambiarlo por ningún otro, también es real saber que Nicaragua nunca saldrá de su miseria. Mientras no limpiemos los cuerpos extendidos y podridos que hay sobre toda esta puta ciudad, la zopilotera de políticos, nos mantendrán dentro de su propia carroña. Una bomba para ellos.

Gracias a la persona que escribió esto. Gracias por extender tu mano con palabras tan simples. Gracias por ir a verme cantar.

Buenas noches.

Perro.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Respuesta a Perrozompopo 27 de Marzo 2012, 23:54 pm

Estimado Ramón (decirte Perro, me parece demasiada confianza), hay ocasiones en la vida que todos nos parece sobrio y sin sentido. Mientras el mundo vive su juego, nosotros vivimos nuestra realidad. Con todo el cariño y respeto que te tengo, pues en tus manos y en tu corazón se gestó una de las más lindas canciones que he escuchado en Nicaragua (Entre Remolinos, canción que aprendí por mi hijo y con quién cantaba en casa cuando fallaba la energía), déjame contrariarte o al menos reflexionar en otra dirección, no por ir contra corriente (per se), sino porque lamentablemente esa realidad dura, trastocada y antihumana es la que se vive no solo en Nicaragua, sino en el mundo entero.
Las corporaciones no tienen su sede en Nicaragua, y los mayores centros de poder y control de consumo masivo, incluyendo los que fabrican y empacan tu cigarrillo guardan sus reservas en los países que hoy llamamos del primer mundo. De la misma manera el capital y la bolsa de valores (monetarios, pero no humanos) que mueven la marca a la que represento en Nicaragua son en alguna manera, queramos o no, grandes corporaciones y capitales que “mueven” y “orquestan” este tango desde otra rockonola y la ponen a disposición en los mp3 circulantes.
Nuestro papel como ciudadanos conscientes de esta realidad, como artistas (escribo como poeta loco, no como ingeniero o filosofo) comprometidos con la humanidad, empezando por nuestro pueblo, es tratar de llevar algo de ese sentido de humanidad, cambio y esperanza donde se ha perdido la fe en que el hombre puede hacer algo al respecto.
El “destino” no gobierna nuestras vidas, el hombre tiene la opción en libertad de optar a ser mejores cada día desde nuestra propia experiencia personal, pero al mismo tiempo hemos perdido la esperanza porque nos hemos llenado de orgullo y de ego, pensando que sin haber creado al hombre podemos auto-corregirnos, auto-revolucionarnos y auto-realizarnos. Que orgullo, vanidad y autosuficiencia más grande sobre nosotros mismos. Si bien es cierto aspiramos a ser como dioses (pues poseemos la libertad y deseamos vivir eternamente sin dolor, enfermedad, muerte y pobreza), también es cierto que por ahora somos simples mortales con capacidades limitadas por nuestro intelecto, nuestra creatividad, nuestra razón, y nuestra fuerzas físicas. Solo el Amor es perfecto, y no me refiero al amor romántico, sino al AMOR con letras mayúsculas, ese que llena todo nuestro universo y que mueve todo lo bueno que encontramos.  Y sólo con el AMOR es que esa auto-corrección, auto-revolución y auto-realización es que puede tomar un rumbo diferente. Seamos humildes de corazón y empecemos a buscar el Amor, lo que hasta ahora no nos hemos atrevido a reconocer con franqueza es que no amamos lo suficiente, y de ahí se deriva nuestra incapacidad para cambiar el mundo.  Será que  somos capaces de cambiar a otros? Podremos cambiar nosotros en aquellas cosas que afectan a los demás?
A veces ni siquiera pensamos en que existe la posibilidad de que estemos actuando mal, sino haciendo el bien, pero no a la altura de lo que deberíamos aspirar y de lo que podemos hacer. Aspirar a un bien mayor o lo superior y aspirar cada día a buscar ese hilo de perfección que sólo con AMOR se puede dar en las cosas sencillas de la vida. Estamos dotados de talentos, y se nos olvida ponerlos en práctica (en Amor por los demás) y a veces hasta por nosotros mismos, siempre es bueno recordar que si amamos todo lo que acontece a nuestro alrededor puede ser mejorado y ascendido a un estadio más humano.

Mientras tanto podemos en nuestra libertad elegir seguir haciendo lo que hasta ahora hemos hecho o comenzar ahora a buscar nuestra propia manera de AMAR para seguir haciendo caminos entre remolinos.

Discípulo 12.1

Foto: Velas encapsuladas en botellas de "vinidrios", a veces así somos, dejemos pues salir la luz.
Managua, 2011. Discípulo 12.1

No hay comentarios.:

Publicar un comentario